Intimidad es más que estar juntos, es más que estar casados.

Por Sixto Porras, Director Regional, Enfoque a la Familia

La intimidad se ha circunscrito principalmente al aspecto sexual, pero más bien una buena, agradable y satisfactoria relación sexual, es producto de una verdadera intimidad. Para esto necesito conocer, aceptar, respetar, amar y valorar a mi cónyuge.

La intimidad se refiere a una aceptación mutua, y esta aceptación solo emerge de una admiración que debe cultivarse. Si se quiere tener verdadera intimidad con otra persona se debe desarrollar una fuerte amistad. Un amigo es quien acepta a la otra persona tal cual es; es con quien se desea estar porque existe una relación de aceptación mutua, de admiración y respeto. Un amigo es alguien a quien se espera, es la persona con la que se puede hablar con libertad y sin miedo a ser juzgado. Este es el inicio de una verdadera intimidad.

¿Qué tipo de amistad promueve el amor?

La que implica una desinteresada dedicación a la felicidad del cónyuge, sin perder la propia identidad, individualidad y valoración. Dar no es anularse, es sinónimo de identificación, aprecio, comprensión y valoración.

El amor nace como una atracción, crece como un sentimiento y se sostiene en el tiempo como un ejercicio de la voluntad. No es amor si solo son palabras y no hay sacrificio; no es amor si es egoísta; es amor si se toma el tiempo para conocer a la otra persona, se acepta, se valora y se le aprecia. Es así como crece la verdadera intimidad, ese deseo de tratarle como se trata al mejor amigo o amiga, porque se desea que la persona a quien se ama sea exactamente eso: el mejor amigo o amiga.

Intimidad es más que estar juntos, es más que estar casados. La intimidad es el ejercicio voluntario de querer estar cerca del corazón de la persona amada. De desear valorarle por lo que es y de querer agradarle con hechos. Es el deseo sincero de que sea feliz.

¿Qué destruye la intimidad?

  • Las palabras hirientes y de descalificación.
  • La burla y el sarcasmo.
  • El ignorar a la pareja.
  • El silencio que pretende castigar.
  • La comparación.
  • El obligar a la otra persona a hacer cosas que no desea hacer, a través de la manipulación o la imposición.
  • Recriminar el pasado.
  • La crítica constante.

¿Qué hace crecer la intimidad?

  • Ser detallista (¿qué significa ser detallista? ¡preguntarle a quien ama!)
  • La palabra amable.
  • Ser tratado como se trata a un amigo.
  • El diálogo sincero y personal.
  • Expresar a la otra persona el amor con palabras.
  • Valorar a la otra persona y demostrarlo.
  • Escuchar y ser escuchado.
  • Pasar tiempo juntos.
  • Cultivar la confianza.

La verdadera intimidad no es automática, el hecho de haberse casado no significa que el romanticismo brotará naturalmente. La intimidad se debe procurar, es el resultado de algo que intencionalmente se busca; es una elección.

Pin It on Pinterest

Share This