Son plantas que tienen un toque exótico, fáciles de cuidar y están convirtiéndose en un infaltable en los hogares.

Por Amalia Jara Ocampo, arquitecta

Las suculentas seducen por sus bellas formas, exóticas texturas y diversidad de tonalidades. Además, de acuerdo con la filosofía del Feng Shui, equilibran el entorno, favorecen la armonía y purifican el ambiente. Son consideradas guardianes protectores, por lo que también representan un regalo perfecto para bodas y cumpleaños.

De allí que se han convertido en una moda verde para decoración de los hogares y eventos sociales, con otra gran ventaja: su mantenimiento es sencillo.

TRES CONSEJOS PARA CUIDARLAS

La mayoría se adapta bien al calor y a los ambientes más secos de la casa. Se deben regar máximo una vez a la semana o hasta que la tierra esté seca porque, por su naturaleza, mantienen un alto grado de humedad interna y el abuso del agua les provoca hongos y riesgo de pudrir sus hojas.

Son ideales para ambientes interiores provistos de luz natural, aunque también es importante que reciban directamente los rayos del sol de 4 a 8 horas al día.

Son de fácil reproducción casera. A partir de una hoja introducida en tierra abonada e hidratada se logran enraizar en pocos días.

 

Pin It on Pinterest

Share This