10 consejos para que escojas bien tu brassier

Hay un brassier adecuado para cada tipo de busto, tanto si lo que se quiere es reducirlo como si lo que desea es aumentarlo visualmente.

Por Mamá Joven

1)      Si tu busto es grande, es recomendable que evites usar un brassier tipostrapless o con almohadillas.

2)      Si tu busto es pequeño, puedes usar un brassier con rellenos y almohadillas medianas, para aumentarlo visualmente, pero con proporción.

3)      Verifica tus medidas cada seis meses al menos; los cambios en tu peso corporal afectan tu talla de brassier.

4)      Utiliza el brassier adecuado, según la ocasión. Los de estilo deportivo son excelentes para sostener el busto grande y para cuando quieres que este no “salte” al hacer actividad física.

5)      Si deseas que tu busto se vea más voluptuoso, opta por un brassier con varillas, que ayudan a levantarlo y darle una bonita forma.

6)      El brassier tipo Push Up es ideal para el busto pequeño, ya que levanta los senos y los junta en el centro, creando un canal entre los senos muy sensual.

7)      Si quieres que tu busto luzca menos pronunciado, busca un brassier de copas movibles y sin varillas. Evita el modelo Push Up.

8)      El brassier con franjas anchas a los lados  te brinda gran comodidad y además te ayuda a la postura de tu espalda.

9)       Opta por un brassier que tenga un reforzado en algodón en la parte interna, pues ese detalle contribuye a facilitar la transpiración.

10)  Para elegir el brassier que más nos favorece, es esencial conocer la talla real que debemos usar. Esta prenda íntima debe brindar comodidad y soporte.   Nunca debe aplanar el busto.

La especialista en ropa íntima y Gerente Comercial de Lili Pink en Costa Rica, Wendy Quintero, recomienda lo siguiente:

©       Rodea con una cinta métrica tu espalda justo por arriba de la línea que separa tu busto del abdomen. Convierte los centímetros a pulgadas, para que descubras si tu talla de espalda es 32, 34, 36, etc. Si al hacer la conversión, el resultado es un número impar,  agrega una pulgada.

©       Una vez que ya sabes la medida de tu espalda, conoce cuál es tu número de copa. Rodea con la cinta métrica tu busto, justo a la altura de los  pezones, mide y convierte a pulgadas. Luego resta a la medida de tu busto la medida de tu espalda. Para determinar cuál copa debes usar, utiliza esta guía:

 

Resultado de resta

 

Talla de copa
de 0,5 a 1 pulgada  

Copa A

 

de 1,5 a 2 pulgadas  

Copa B

 

de 2,5 a 3 pulgadas  

Copa C

 

de 3,5 a 4 pulgadas  

Copa D

 

“Hay un brassier adecuado para cada tipo de busto, tanto si lo que se quiere es reducirlo como si lo que desea es aumentarlo visualmente. Lo primordial al escoger esta prenda es tomar en cuenta cuál es la necesidad de cada mujer”, agrega Quintero.

La experta concluye que el brassier es una pieza con la que mujer debe no solo sentirse cómoda, sino también hermosa, porque el sentirse bien consigo misma, lo proyectará a los demás.


Pin It on Pinterest

Share This