Por Revista MJ

Abejas gigantes y coloridas estarán de visita en Avenida Escazú del 11 al 21 de octubre. Se trata de la exposición Efecto Colmena, que utiliza el arte como vehículo de sensibilización y educación acerca de la importancia de la mitigación del cambio climático y los avances particulares de Costa Rica, como país líder en su compromiso con la sostenibilidad.

“Efecto Colmena: Colaboración. Arte. Acción; es una muestra de arte que consiste en la fabricación de 11 esculturas de abejas de 105 cm de base y 125 cm de alto, hechas en un 96% de materiales reciclados, intervenidas y pintadas por diferentes artistas con motivos relacionados con contenido ambiental y social, colaboración y acción por el clima”, comentó  Lucila Espinoza, organizadora del proyecto Efecto Colmena.

Este proyecto cuenta con el aval de la Dirección de Cambio Climático del MINAE, por lo que las esculturas estuvieron en exhibición en el Centro de Convenciones durante los días de la PreCOP25.

¿Por qué abejas? Porque representan un símbolo de los esfuerzos contra el cambio climático debido al impacto que han sufrido y su gran importancia como polinizadores de nuestros cultivos. Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), el 90% de la alimentación mundial depende de la polinización de las abejas.

“Hemos utilizado la abeja y la colmena como símbolo de la necesidad de acción frente al cambio climático, y los mensajes claves de la campaña se basan en metáforas de lo mucho que podemos aprender de ellas acerca del trabajo en equipo, la colaboración, la orientación a buscar lo dulce y bueno en cada lugar y situación, la protección de las nuevas generaciones, etc”, agregó Espinoza.

Como parte de esta iniciativa y muestra de su compromiso con la sostenibilidad, Portafolio Inmobiliario, del cual es parte Avenida Escazú, está patrocinando una de las esculturas de abeja.

Esculturas e intervención

Las abejas fueron elaboradas por los escultores Rodrigo Fiatt Seravalli y Rainier Mora Marín, quienes hicieron un estudio del animal y sus  proporciones y, en función de ello, elaborar el boceto simplificando y estilizando formas. Además, analizaron los materiales óptimos que cumplieran con características de que fueran reciclados o reutilizados y que se pudieran trabajar escultóricamente.

Los escultores utilizaron sólido de cartón reciclado para la elaboración del cuerpo, las patas, las antenas y la flor; y acrílico blanco reciclado para las alas. Tardaron aproximadamente dos días en creae cada abeja, trabajando en conjunto con dos personas adicionales que los asistieron.

Las intervenciones estuvieron a cargo de los artistas plásticos Mónica Lizano, Alberto Bejarano, Cristiana Castro, Constanza Meza, Mino Montero, Dani Muñoz, Juan Murillo, Liz Ortega, Michael Picado y J. César Valverde, quienes fueron considerados por su experiencia en proyectos similares, calidad de su trabajo, sensibilidad y compromiso con el tema de sostenibilidad.

Cada uno de ellos plasmó su estilo personal, valiéndose de las técnicas que más dominan, desde la tradicional pintura acrílica, sprays, lacas, fotografías intervenidas, ensambles con materiales industriales, hasta agregados escultóricos con pastas para modelar.

Recorrido de la exhibición

Efecto Colmena inició este vierrnes 11 de octubre su exposición en Avenida Escazú, donde estarán hasta el 21 de octubre; posteriormente visitarán el centro comercial Lincoln Plaza del 22 al 31 de octubre; en Terrazas Lindora del 1 al 11 de noviembre; de ahí se trasladarán para ser exhibidas en tres parques nacionales de San José del 12 de noviembre al 2 de diciembre y harán su última parada en Marina Pez Vela, en Quepos, del 3 al 17 de diciembre, donde estarán a disposición del público en general.

Durante la exposición en estos lugares, se realizarán charlas y talleres sobre abejas para adultos y niños y habrá estaciones temáticas de apicultura y meliponicultura, a cargo de Miel Dorada de la Bajura y el proyecto de rescate y conservación de abejas Más que Miel.

Pin It on Pinterest

Share This