5 consejos básicos para quitarle el pecho a su bebé

Publicidad

5 consejos básicos para quitarle el pecho a su bebé

Cualquiera sea la razón, queremos ayudarte en este proceso de dejar de dar pecho, ya que si lo haces de golpe, puede hacerte sufrir a ti y al bebé

Por Todo bebé

Los pediatras coinciden en que no hay mejor alimento para un bebé que tu leche. Sin embargo, todo proceso llega a su fin.

Quizás tienes que regresar a trabajar, o tienes que pasar largos momentos del día lejos de tu pequeñín, o sientes que ya se cumplió la etapa de la lactancia.

Cualquiera sea la razón, queremos ayudarte en este proceso de dejar de dar pecho, ya que si lo haces de golpe, puede hacerte sufrir a ti y al bebé. Estos consejos son para quienes necesitan destetar al bebé, no para quienes ven que sus bebés han perdido el interés en la lactancia. También asumimos que estás produciendo gran cantidad de leche. Además, los ofrecemos para quienes desean que su cuerpo se vaya ajustando a esta nueva etapa.

Si tu bebé es menor de un año, necesitarás reemplazar las tomas de leche materna por tomas de fórmula o leche tuya congelada. Sin embargo, no puedes quitarle el pecho de golpe a tu hijo, ya que te extrañará a ti y tu cuerpo no comprenderá lo que sucede. Por eso te sugerimos lo siguiente:

1. Reemplaza una toma cada 3 ó 4 días

Es decir, si tu bebé come cada 4 horas, puedes iniciar el destete dándole en biberón la segunda toma de la mañana. Continúa así por tres días y al cuarto día reemplaza la tercera toma del día por fórmula o leche materna en biberón. Si tus pechos están muy llenos de leche todavía y estás muy incómoda, espera un día más antes de quitar otra toma. Si al revés, ya tu producción de leche estaba disminuyendo (cosa que puede suceder si das de lactar a tu bebé y complementas con fórmula) y no sientes los pechos llenos, puedes acelerar el destete y quitar una toma de pecho cada dos días.

2. Reemplaza progresivamente las tomas dejando para el final la de la mañana y la de la noche.


Pin It on Pinterest

Share This