¡Alerta! estas son las señales por las que debes preocuparte en tu embarazo

Durante los nueve meses de gestación la mujer experimenta una multitud de cambios en el cuerpo, en algunas suelen darse síntomas que pueden alterar su salud y la del bebé.

Por El Salvador 

El embarazo es una etapa que marca la vida de una mujer y  lo habitual es que transcurra sin complicaciones. Pero como proceso natural también existen ciertas situaciones de riesgo que debes conocer para poder estar preparado y acudir al médico.

Los síntomas de alerta son los que salen de lo común y que pueden significar que se está presentando un problema serio. Cada etapa tiene riesgos específicos.

“La mayoría de emergencias se presentan en el primer trimestre con amenazas de aborto y sangrados, disminuyen en el segundo trimestre y vuelven a incrementarse al final del embarazo, por lo que debes asistir a un control prenatal periódico con un médico especialista, para detectarlos a tiempo”, explicó la Dra. Alicia Navarrete, ginecóloga y obstetra de Ginesal.

De acuerdo con la experta, los mayores riesgos están relacionados con las hemorragias y los trastornos hipertensivos del embarazo como la preeclampsia.

En los primeros tres meses, debes tener cuidado si presentas algunos síntomas como cólicos fuertes similares a dolores menstruales, y sangrados vaginales.

“Al principio del embarazo, un dolor en un costado del vientre, que podría estar desencadenado por un embarazo ectópico”, explicó  la ginecóloga.

De acuerdo a Navarrete, otras molestias como dolor o sangrado al orinar, podrían indicar una infección de vías urinarias, que es la primera causa de abortos.

Además, la doctora señala que debes poner atención si presentas, vómitos continuos, ya  que esto puede tratarse de una “hiperemésis” del embarazo que  puede llevar a la deshidratación, pérdida de peso y desequilibrios electrolíticos.

En el caso del segundo y tercer trimestre, la ginecóloga  detalla que síntomas como la inflamación repentina de tobillos, cara o manos, tampoco  es algo normal, ya que esto podría tratarse de preeclampsia (elevación de la presión arterial), que de no ser controlada puede presentar convulsiones (eclampsia) y hasta hemorragia cerebral.

Trastornos de la visión como ver borroso, ver destellos, manchas fuertes dolores de cabeza, también son síntomas peligrosos por los que debes acudir al hospital.

Además, tienes que prestar mucha atención a los movimientos de tu bebé,  si notas un descenso de actividad fetal  es recomendable que acudas al médico. Tu puedes sentir cuando  el bebé está activo durante cierto tiempo del día. Un bebé saludable hace cerca de 10 movimientos en dos horas. Un ultrasonido  o Doppler detectará los movimientos, no importa lo débiles que sean.

“De igual manera, si en esta etapa presentas calambres en la zona del vientre, pueden corresponder a contracciones  y aumentar en intensidad antes de las 37 semanas de embarazo, estarás ante una amenaza de parto prematuro”, detalló la doctora.

De acuerdo con Navarrete, si se trata de un primer embarazo puede que las mujeres sientan muchas dudas de cuando inicia el trabajo de parto. “Un caso puede ser, si las contracciones son intensas y no ceden con el reposo, ni el cambio de postura,  y por lo regular suceden cada cinco minutos durante al menos una hora” .

La ginecóloga explica que otra de las señales de que ha iniciado la labor de parto es cuando rompe la bolsa de aguas, si presentas contracciones o no, es importante que inmediatamente acudas a emergencias.

En todo caso lo mejor es que guardes la calma y tengas un plan listo.

“Lo más recomendable es que al confirmar el embarazo y acudas a todas las citas de control prenatal para valorar y controlar peso, talla y tensión arterial”, dijo Navarrete.

“Si tienes dudas es mejor consultar para cuidar tu salud y la de bebé”, puntualizó.


Pin It on Pinterest

Share This