Amamantar al recién nacido a los 60 minutos de vida es decisivo

Hay fuertes motivos para considerar la leche materna como el mejor alimento para el bebé. Según la OMS y Unicef la salud del menor depende de ello.

Por El Salvador

El periódico español El País describió los riesgos que corren los bebés cuando no son amamantados por su madre. La información es alarmante pues tanto la Organización Mundial para la Salud (OMS) y Unicef aseguran que el bebé puede morir y desarrollar muchas enfermedades si no recibe el alimento natural.

Se cree que si las madres pudieran dar pecho a sus hijos en los primeros instantes de vida se salvarían más de 820 mil menores de cinco años, pero retrasar esta práctica por unas horas o un día puede acarrear problemas mayores.

En algunos lugares del mundo la situación para las mujeres es más complicada como en Azerbaiyán, Chad y Montenegro, Burundi, Sri Lanka y Vanuatu. Solo dos de cada diez recién nacidos eran amamantados de inmediato.

Los que no son alimentados a menor brevedad, a largo plazo desarrollan riesgo de infecciones, contraen enfermedades respiratorias y todo eso impide que adquieran los nutrientes necesarios para vivir.

Por eso la OMS y Unicef recomiendan que durante seis meses el recién nacido no tome otros alimentos más que leche materna porque trae grandes beneficios para su cerebro, evita el sobrepeso y la obesidad. En la mujer puede disminuir la probabilidad de desarrollar cáncer de mama y ovarios.

Algunas personas tienen la mala costumbre de alimentar a sus hijos con miel o agua azucarada, pero no tiene el mismo efecto en los niños. Otras les proporcionan mucha leche artificial, pero jamás se igualará a la leche materna.


Pin It on Pinterest

Share This