Por Revista MJ

La regla 2-2-4 es muy eficaz para guardar los alimentos que te sobren.

Según cifras del Fondo de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se estima que anualmente, se pierden aproximadamente 1300 millones de toneladas de comida producida para el consumo humano, esto representa un tercio de los alimentos en el mundo. Para disminuir esta problemática, una de las acciones más sencillas es acabar con el desperdicio.

Es necesario conservar de la mejor manera los alimentos que compramos y también evitar desperdiciarlos, pero muchas veces no sabemos cómo hacerlo. Por eso, Ana Cristina Gutiérrez, asesora nutricional de Herbalife brinda algunos consejos útiles para aprovechar al máximo los alimentos almacenándolos correctamente y, al mismo tiempo, obtener todos los nutrientes en tus comidas:

  • Conserva en un lugar fresco y sin humedad los alimentos secos como frijoles, arroz, pasta, etc.
  • Guarda los productos enlatados en la despensa, recuerda que estos productos tardan años en caducar, lo que significa que pueden permanecer ahí por mucho tiempo.
  • Conoce la diferencia entre “vence antes de” y “consumir antes de”, aunque la fecha “vencer antes de” en el cartón de leche haya expirado, se puede consumir de forma segura durante una semana más aproximadamente, siempre y cuando se conserve de manera adecuada en el refrigerador.
  • Respecto a las proteínas, los huevos pueden mantenerse frescos de 3 a 5 semanas después de comprarlos, es probable que sea un tiempo mucho mayor a la fecha que se muestra en el cartón. La carne molida, que es perecedera, puedes consumirla un día o dos después de haberla comprado si no la congelas, pero si la congelas puedes consumirla incluso unos días después de que la fecha “vencer antes de” haya expirado.

Además, cada vez que preparas platillos saludables asegura de almacenar lo que sobra siguiendo la “regla del 2-2-4”: dos horas, dos pulgadas, cuatro días. Es decir:

  • Dos horas: es el tiempo que puede permanecer segura la comida a temperatura ambiente después de sacarla del horno o de la parrilla; o en caso de las comidas frías, el tiempo que pueden estar de manera segura fuera del refrigerador o hielera. Pasado ese tiempo, debes refrigerar o congelar esos alimentos.
  • Dos pulgadas: significa que la comida que sobra debes guardarla en recipientes no más gruesos de dos pulgadas, para que pueda enfriarse de manera rápida y

uniforme. Si el recipiente es demasiado profundo, la comida que está en medio tarda más en enfriarse.

  • Cuatro días: esta última regla consiste en utilizar esas sobras de comida dentro de los próximos cuatro días, de lo contrario, debes deshacerte de ellas.

Organiza la lista de compras y llena el refrigerador y alacena de alimentos básicos saludables. Aumenta la ingesta de nutrientes esenciales y elige los alimentos según sea conveniente. ¡Deja que la creatividad fluya en la cocina!, puedes sorprenderte con platillos deliciosos.

Pin It on Pinterest

Share This