Por El Mueble

Si quieres saber cómo decorar un jardín pequeño, en estas fotos encontrarás inspiración y consejos para disfrutarlo como si fuera XL

1. PLANIFICA CON CABEZA

Sea como sea tu jardín –sí, también si es pequeño–, hay varios elementos que nunca deben faltar. La combinación de vegetación, madera, fibras naturales y piedra son denominadores comunes en todos ellos. Cuando pienses en cómo decorar un jardín pequeño, no prescindas de ninguno de estos elementos. ¡Parecerá que estás en un frondoso vergel aun con tamaño mini! Además, con esos elementos, la frescura y la calidez están aseguradas.   

2.DISTRIBUYE DEJANDO EL MÁXIMO ESPACIO LIBRE

La disposición de un jardín pequeño es clave para sacarle todo el partido. Aunque todo dependerá del uso que quieras darle. Si te has planteado poner dos zonas, una de estar y otra para comer, por ejemplo, pon el sofá de exterior pegado a una pared y dale mayor protagonismo al comedor. Si te decantas por un solo uso, puedes colocar el mobiliario en una posición central, concediéndole todo el protagonismo.

3.NO PRESCINDAS DE LOS MUEBLES DE EXTERIOR

Por muy pequeño que sea tu jardín, no te prives de colocar una zona de relax. No hace falta que tenga ni demasiados muebles y, mucho menos, que sean muy voluminosos. Valora tus necesidades y los usos que vas a dar al jardín. Elige piezas de fibras naturales y madera –para aligerar el ambiente las primeras y dotarlo de calidez las segundas–. Los muebles para terrazas pequeñas y balcones son también una buena alternativa para jardines XS.

4.DATE A LAS PLANTAS

Si buscas cómo decorar un jardín pequeño con plantas, vas en buen camino. Son las aliadas perfectas para asegurar la frescura y la sombra en verano. Aportan bienestar, te ayudan a estar en conexión con la naturaleza y llenan el jardín de belleza y colorido. Una buena idea es elegir plantas arbustivas y trepadoras, con las que aseguras que tu jardín parezca un vergel. Otra opción son las aromáticas, con las que conseguirás una fragancia superagradable. Puedes utilizarlas para cocinar, como la albahaca o el perejil, o para crear saquitos con aroma.

5. DECORA UN JARDÍN PEQUEÑO CON MACETAS

Quizá en su día te pareció que poner suelo en el jardín era una buenísima idea –por comodidad y limpieza–, seguro que ahora echas de menos tener alguna que otra planta y el agradable efecto que brindan. Pero no te preocupes porque hay muchísimas opciones. Las macetas son el mejor soporte para cualquier tipo de planta y tienen mucho poder decorativo. Las de barro son las más tradicionales, aunque puedes pintarlas para conseguirles más protagonismo y un toque más actual. También las de fibras son tendencia gracias a la calidez y el extra de naturalidad que ofrecen.  

6.DECORA EN VERTICAL

Además de las macetas, los jardines verticales se han convertido en la estrella de cualquier espacio al exterior. Conseguirás la frescura y agradable atmósfera que ofrecen las plantas y liberas el suelo. Un menor número de elementos en un jardín pequeño hará que parezca más amplio. Y sin renunciar de la belleza y verdor de la vegetación.

 

7.CÓMO DECORAR UN JARDÍN PEQUEÑO CON FLORES

Llenan de color, aroma y vida cualquier espacio. ¡Y más en un jardín de escasas dimensiones! Las trepadoras con flor, como las buganvillas, la glicina o el jazmín son buenas opciones que también impregnan el ambiente con un delicioso aroma. Otra alternativa es colocar grandes jardineras con azaleas u hortensias, combinadas con macetas más pequeñas con margaritas y lavandas. ¡Tendrás un jardín mini de cientos de colores!

8.ELIGE LAS ESPECIES ADECUADAS

Si no se te dan muy bien las plantas o no tienes tiempo para proporcionarles demasiados cuidados, lo mejor que puedes hacer es elegir especies autóctonas. O al menos que puedan desarrollarse con facilidad con poca atención. Si vives en un clima mediterráneo, las aromáticas serán muy agradecidas. En las zonas cálidas, las tropicales se dan a la perfección. Y si donde vives hace más frío que calor, el jazmín, el crisantemo o el acebo crecerán frondosos. ¡Ah! Y si llueve mucho, el brezo o las hortensias son una buena opción. Infórmate de cuáles son las especies que mejor se dan en la geografía de tu zona y tendrás un jardín con flores perfecto. Por muy pequeño que sea. 

9.SOBRE UN SUELO DE GRAVA (piedras trituradas para decorar)

Las piedras ofrecen un resultado rústico, acogedor y personal. Cubre la tierra de tu mini jardín con grava y el efecto será magnífico. Otra opción para decorar un jardín pequeño con piedras es utilizarlas para enmarcar y diferenciar una zona, proteger un área con plantas o diseñar un camino en el césped. 

10.CUANDO EL JARDÍN ES INTERIOR

Patio, terraza o jardín interior. Llámalo como quieras. Destacan porque están a salvo de miradas indiscretas y protegidos ante el viento y grandes corrientes de aire. ¿Qué cómo decorar un jardín interior pequeño? Nuestra recomendación es que lo conviertas en una zona de tu casa para desconectar y relajarte. Una hamaca puede ser una opción, pero también lo es colocar césped artificial y convertirlo en un pequeño oasis en conexión con el interior de tu casa. 

11.¿JARDÍN EXTERIOR? APUESTA POR LA PRIVACIDAD

Aunque sea pequeño, si tu jardín da a la calle o se ve desde otras viviendas, apuesta por utilizar las plantas para asegurar la privacidad. Tardarán algunos años en crecer y convertirse en un agradable muro verde que nos protege, pero por un resultado así merece la pena esperar. Si quieres una solución rápida, elige cañizo o celosías.    

Pin It on Pinterest

Share This