¿Cómo eliminar la humedad y moho en el hogar para evitar afectaciones en la salud?

Publicidad

Los médicos aseguran que la inhalación o ingesta de este hongo es muy nocivo, principalmente para bebés.

Por Revista MJ

Reacciones alérgicas, crisis de asma, infecciones micóticas (ataque en la capa externa de la piel, del cuero cabelludo o cuerpo), así como irritación de ojos, nariz y garganta, son problemas de salud que pueden estar asociadas al desagradable moho que se produce por la humedad.

La fatiga crónica, dolor de cabeza y fiebre, también son síntomas que suelen aparecer cuando hay presencia de moho en el hogar. Incluso en casos severos de exposición se pueden producir las náuseas, vómitos y hasta sangrado nasal.

Los médicos aseguran que la inhalación o ingesta de este hongo es muy nocivo, principalmente para bebés, ancianos, pacientes con asma o alergias. También son vulnerables personas que reciben un tratamiento de quimioterapia, quienes hayan recibido un trasplante de órganos o que su sistema inmunológico se encuentre debilitado, por ello es muy importante la prevención de este elemento.

“Tanto la humedad como el moho se quedan en las paredes y en las aceras después del invierno o por causa de averías domésticas, provocando un deterioro notable en la infraestructura, pero también son factores que pueden perjudicar la salud de las personas en su hogar” explicó María José Fernández, vocera de EPA.

Fernández aconseja aprovechar este periodo de verano para evitar la humedad o eliminar el moho presente en las superficies tanto internos como externos del hogar.

Lo primero que se debe determinar es qué está provocando la aparición de la humedad y, una vez encontrado el problema, repararlo para que la superficie se recupere al 100%.

Cambiar un tubo para impedir una fuga de agua o aplicar un impermeabilizante en las paredes, suelo o techo para prevenir la filtración del líquido, son soluciones sencillas y rápidas de realizar.

Ventilar a diario la vivienda es otra forma de evitar que se genere vapor de agua y que aparezca la humedad. Con abrir las puertas y ventanas para que el aire circule dentro del inmueble, unos minutos durante la mañana y la tarde, se evitan esas condensaciones.

Según Fernández, un gran aliado para aquellos hogares o habitaciones donde los accesos ventilación son escasos o nulos, es un deshumificador.

Este dispositivo de climatización elimina la humedad mediante un proceso en el cual absorbe el aire y lo pasa por una zona fría para su condensación y este se acumula en un depósito, posteriormente, y antes de salir, el aire pasa por una zona caliente donde recupera su temperatura.

Cuando el moho ya se ha hecho presente, una alternativa muy eficaz para eliminarlo es el uso de equipos a presión de agua, como son las hidrolavadoras, las cuales permiten una limpieza profunda de las superficies.

Además de eliminar el moho, esta herramienta cuenta con la ventaja del ahorro de agua, energía y tiempo de trabajo, debido a ese alto y efectivo poder de limpieza.

“Hay que tomar en cuenta que el moho no es una simple mancha que daña la estética de una estructura, puede estar afectando su salud y/o la de sus seres queridos, por esa razón, el llamado es aprovechar los días de verano para reparar, limpiar y deshacerse de estos factores prejudiciales” finalizó la vocera de EPA.

Pin It on Pinterest

Share This