¿Cuáles son los temibles parásitos que afectan a su mascota?

Tanto el perro como el gato están expuestos a lombrices intestinales, pulgas y las temibles garrapatas. Para evitarlo se deben desparasitar las mascotas cada dos a tres meses.

Por Carolyn Hernández

César Millán, el encantador de perros, las describe muy bien: “Creo que no hay insecto más repugnante que los parásitos, esos molestos y hasta peligrosos bichos que viven de chupar la sangre de otros animales”.

Existen varios tipos de parásitos, pero se mencionarán los más comunes que afectan a los perros y los gatos. Conozca el daño que le pueden hacer a las mascotas.

Parásitos internos

Los que más se conocen son las lombrices, pero también existen otras como tenias y coccidios, entre otros. Viven en células sanguíneas y el intestino. Algunos casos son:

  • Lombrices: Son gusanos redondos que se asemejan a un cordón y viven en el intestino. Se pueden transmitir directamente de la madre durante la gestación y/o la lactancia, además por el contacto con las heces de animales parasitados. Los síntomas son adelgazamiento, diarreas, vómitos, pérdida de peso e hinchazón del abdomen, entre otros.
  • Tenias: Producen síntomas similares a las lombrices intestinales. Se transmiten por las mismas vías, aunque otras son por las pulgas.
  • Coccidios: Son parásitos microscópicos que se transmiten por materia fecal o por la boca. En la mayoría de los casos las aves son portadoras. Producen decaimiento, adelgazamiento, a veces vómitos y las heces pueden ser diarreicas o pastosas.
  • Ascaris: Existen tres clases de ascáridos como toxocaris leonina, toxocara canis y toxocara cati. Este parásito ingresa por vía oral y se elimina por materia fecal. Tiene la característica de que puede esperar hasta 10 años antes de comenzar a desarrollarse, esperando condiciones favorables.

Parásitos externos

Son los mayormente conocidos, como pulgas, garrapatas y ácaros.

  • Pulgas: Pequeños insectos de color rojizo o negro. Se alimentan de la sangre y se pueden ver corriendo por el abdomen de la mascota. Sus heces son pequeñas partículas negruzcas que se ven en el pelo del perro y el gato. Se puede sospechar su presencia porque producen mucho picor en la zona final del dorso, axilas e ingles. En algunos animales producen una dermatitis alérgica y en otros casos, solo las picaduras.
    • Garrapatas: Son arácnidos que pueden ser blandos o duros. Se mantienen en un punto de la piel donde se fijan por su boca y empiezan a alimentarse de la sangre de la mascota. Son bastante peligrosos, porque transmiten enfermedades graves como la erliquiosis (hemorragias, fiebre y problemas de coordinación motora, entre otras).
    • Ácaros: Viven dentro o sobre la piel, alimentándose de ella o de sus secreciones. Hay varios tipos como los ácaros de los oídos (producen picor y secreción oscura) y ácaros de la sarna (se pueden dar en zonas sin pelo, como cara, pecho y patas).

    Recuerde llevar a su mascota a desparasitar cada tres meses. Puede complementarle un análisis de heces periódicamente para detectar cualquier problema. Para evitar las pulgas y garrapatas se debe usar mensualmente algunas de opciones como el collar antiparasitario, spray, una ampolla (pipeta) o pastillas.


Pin It on Pinterest

Share This