La diabetes gestacional se puede desarrollar durante esta etapa. Este padecimiento puede afectar tu salud y a tu bebé. Los controles prenatales son claves.

Por Revista MJ

Según un estudio realizado por Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y publicado por EFE Salud, la diabetes gestacional no solo daña a las madres durante el embarazo sino que también predispone al recién nacido a padecer obesidad, alteraciones en lípidos, hipertensión y diabetes tipo 2.

María Teresa Tusié Luna,  investigadora de la Unidad Periférica del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, detalló que este tipo de condiciones se pueden prevenir con un diagnóstico oportuno.

Por su parte, el médico general Jaime Gómez asegura que al igual que con otros tipos de diabetes, esta afecta la forma en que las células utilizan el azúcar (glucosa). Además agregó que aparece por primera vez durante el embarazo en mujeres que nunca antes padecieron esta enfermedad.

“En la diabetes gestacional hay una alteración en la utilización de glucosa que se reconoce. Generalmente esta condición es reversible y tras el embarazo la mujer retorna a sus niveles de normoglicemia”, agregó Tusié.

En caso que se padezca, el especialista determina el tratamiento más adecuado, el cual incluye el control de los alimentos que se consume, realizar ejercicio y, si es necesario, tomar medicamentos. “Controlar el azúcar en sangre puede evitar un nacimiento complicado y ayuda a mantener una salud adecuada. Lo importante es tener una buena comunicación con tu doctor y asistir a los controles prenatales”, aconsejó Gómez.

Los especialistas suelen realizar los chequeos entre las 24 y 28 semanas del embarazo. Toda mujer puede padecer diabetes gestacional, pero algunas tienen mayor riesgos que otras, en especial si eres mayor de 25 años, tienes sobrepeso o si existen antecedentes médico en la familia o personales.

Si hay dudas, es mejor solicitar atención médica lo antes posible, de esa forma tu doctor pueda evaluar el riesgo de que padezcas este tipo de diabetes dentro de tu plan de salud.

Algunas señales

Puedes presentar signos moderados como cansancio, la mayoría lo confunde con los síntomas del embarazo, así que debes estar atenta.

Además, las ganas de hacer pipí van en aumento y mucho más período de gestación. En caso que des positivo en la prueba, los niveles de azúcar en la sangre pueden cambiar muy rápido. Es necesario chequearlos como te lo indica tu doctor.

También podrás notar un incremento de infecciones, ya sea en la vejiga, vagina y piel.  El riesgo de desarrollar diabetes gestacional va en aumento si padeces de prediabetes (nivel de azúcar en sangre alto).

Pin It on Pinterest

Share This