• Una adecuada rutina de ejercicios, descanso y control del peso son elementos que ayudan a prevenir la Incontinencia Urinaria en la futura mamá.
  • Si tras el parto la madre presenta Incontinencia Urinaria es necesario que se chequee con un fisioterapeuta obstétrico quien le ayudará con el tratamiento ideal para recuperar el tono de los músculos pélvicos.
  • Durante todo el proceso en que la mujer presente Incontinencia Urinaria es necesario que utilice productos específicos para esta condición, ya que no solo la harán sentirse más cómoda, sino que le garantizarán su salud e higiene.

 Por Revista MJ

¿Está embarazada o acaba de ser mamá y tiene Incontinencia Urinaria? Tranquila, este suele ser un tema muy frecuente, que si bien no puede asumirse como algo normal, no debe sobre preocupar a la madre, ya que hay formas de prevenir y tratar la Incontinencia Urinaria en esta importante etapa de la vida.

La pelvis es una zona que comunica hacia arriba con el abdomen, tiene funciones urogenitales (como orinar), digestivas (tiene la parte final del tubo digestivo) y sexuales-reproductoras, una lesión o alteración en esta zona puede comprometer las funciones mencionadas.

Durante el embarazo el aumento del peso ejerce presión sobre la zona pélvica, lo que predispone a la mujer a pérdidas involuntarias de orina. Tras el parto la musculatura del suelo pélvico queda dilatada y debilitada, y es posible que le cueste realizar su función, apareciendo así la Incontinencia Urinaria tras esfuerzos como toser o reírse.

Generalmente, la Incontinencia durante la etapa de maternidad suele ser leve o moderada y muchas veces desaparece espontáneamente, sin embargo no hay que pensar o esperar a que la condición se solucione por sí sola, ya que una incontinencia mal tratada puede traer consecuencias a futuro como escapes de orina más severos, por lo que siempre será ideal que la madre consulte con un profesional.

Además, es importante que durante el tiempo que la mujer presente Incontinencia Urinaria utilice productos indicados para esta condición y no toallas tradicionales. Los productos especializados protegen a la mujer frente a la humedad, los olores y lo más importante frente a las infecciones, ya que la mantiene seca en todo momento. Existen productos para todo tipo de incontinencia ya sea leve, moderada o severa, de forma que la nueva madre puede escoger el que mejor se adapte a su necesidad. 

Durante el tiempo que la mujer presente incontinencia urinaria es importante que utilice productos indicados para esta condición y no toallas tradicionales.

“La aparición de pérdidas de orina durante el embarazo, predispone la incontinencia urinaria después del parto. Las mujeres que han tenido embarazos previos y con recién nacidos con mayor peso, tienen más probabilidades de tener Incontinencia Urinaria después del parto, así como aquellas con partos vaginales, por ello es importante que las nuevas mamás se chequeen durante todo el embarazo y después de dar a luz para darle seguimiento a los escapes de orina y actuar a tiempo con tratamientos que ayuden a superar la condición. Además, es importantísimo que mientras presente Incontinencia utilicen productos especializados, para aminorar los riesgos de infección”, manifestó Elena Arias, Fisioterapeuta de Suelo Pélvico de la marca TENA.

Arias indicó que la mayoría de las mujeres con Incontinencia Urinaria durante el proceso de maternidad mejoran con ejercicios que contribuyan a recuperar el tono muscular; lo que se conoce como fisioterapia obstétrica aporta una serie de beneficios y, reduce significativamente la sintomatología de la Incontinencia Urinaria, para que esto sea efectivo, es imprescindible la supervisión directa del programa de rehabilitación por un fisioterapeuta experto, que la pueda orientar en esta nueva etapa de su vida.

Incontinencia urinaria, suele ser un tema muy frecuente, que no debe sobre preocupar a la futura mamá.

Pero, la nueva mamá también puede tomar otras medidas preventivas durante todo el período de embarazo para así prevenir la Incontinencia Urinaria. Entre ellas se encuentran las siguientes:

  1. Mantenga una buena hidratación, ahora la necesita tanto para usted como para su bebé.
  2. Mantenga un peso adecuado, cuide el consumo de dulces y harinas procesadas, para esto es ideal que consulte con un nutricionista.
  3. Realice actividad física, enfocada en una buena respiración, activación de su músculo transverso abdominal y músculos grandes que estabilizan la pelvis, como los glúteos. 
  4. Agregue a su actividad física una rutina de ejercicio que le permita estirar su espalda baja. 
  5. Tome un tiempo de descanso durante el día o al final del mismo, para poner las piernas en alto de 15 a 20 minutos. 
  6. Si tienes síntomas de perdida de orina, no levante cosas pesadas y suspenda actividades de impacto como saltar o correr.
  7. En caso de escapes de orina utilice productos de higiene diseñados especialmente para eso, para que así evite posibles infecciones. 

Pin It on Pinterest

Share This