Ligia Madrigal: Mi mayor logro, la carrera más dura, mi premio, la bendición de ser madre

Corredora de aventura entre 1999-2013. Campeona Nacional de Aventura por 3 años.

Por Mamá Joven

Nombre: Ligia Madrigal

Puesto: Diseñadora Gráfica y Organizadora de Eventos Deportivos

Hijos: María Fernanda (9 años)

Perfil:

Entre mis logros profesionales como deportista están el haber ganado en dos ocasiones la Carrera Chirripó y el haber estado varias veces en el podio. También ser la primera costarricense en correr 100 millas de montaña (4 lugar femenino general); y el haber sido 7 veces finalista de The Coastal Challenge 240km, y la única costarricense en haberla ganado.

Además fuí la primera centroamericana en correr la Ultra Trail du Mont Blanc (UTMB); alcancé el primer lugar en carreras de ultramaratón como: Desafío del Valle Central, Q50, Moonrun, Potenciana, Piedra Extrema y La Ruta Run.

En ciclismo de Montaña fui campeona nacional Marathon MTB, subcampeona nacional MTB, y 13 veces finalista de La Ruta de los Conquistadores, con podio en casi todas. Resulté ganadora de las 12 horas MTB Costa Rica, varias veces.

Fui corredora de aventura entre 1999-2013. Campeona Nacional de Aventura por 3 años. Asistí a los mundiales de Aventura: Brasil, Portugal y Costa Rica. A eso se suma que fui cinturón negro Karate Kyokushin, campeona nacional de porrismo varias veces y subcampeona nacional Aeróbicos.

Pienso que mi mayor logro, mi carrera más dura e importante, mi mejor premio, ha sido tener la bendición de ser madre de María Fernanda de 9 años.

Mi familia es mi todo, y por supuesto mi hija es mi motor; mi esposo y yo la hemos involucrado en el deporte, pero sobre todo nos encanta ver como es ella misma la que lo pide y verla como disfruta no tiene precio. Me encantaría verla haciendo su propia carrera deportiva, solo Dios y el tiempo lo dirán.

El mensaje que me gusta transmitir, no hay sueño grande ni pequeño, para lograr cualquier cosa por más loca o lejana que parezca, solamente hay que dar sin miedo ese primer paso y ser perseverante. Que nunca hagamos algo por tratar de ser mejores que los demás, o tratar de sentirnos superiores, hay que siempre hacer las cosas con una sola meta en mente, ser la mejor versión de nosotros mismos que podamos.

No hay excusas, yo soy una mujer promedio de 40 y tantos, madre, profesional, ama de casa, y sí se puede.


Pin It on Pinterest

Share This