Por Lizette Weber

Como sabemos la música es un arte esencial en la vida de todos los seres humanos, la combinación de sonidos, tonos, armonías, ritmos e instrumentos conforman grandes melodías que ayudan a cambiar estados de ánimo, a expresar nuevas ideas y a echar a volar la imaginación estimulando la creatividad; siendo estos algunos de los beneficios que la música aporta desde que somos pequeños. En la actualidad, cada vez más mamás embarazadas adoptan y recomiendan la práctica de ponerle música a su bebé desde la gestación y conforme van pasando los meses van encontrando ese vínculo de comunicación con su bebé  gracias a la música.

Para los niños de preescolar es recomendable llevar a cabo actividades al mismo tiempo que escuchan música, ya que despierta en ellos emociones que los pueden llevar desde un estado de tranquilidad y calma hasta el entusiasmo y la alegría. Si el niño escucha música mientras hace actividades como dibujar, hacer manualidades, jugar con plastilina, podrá tener mayores beneficios en su desarrollo, reforzando su creatividad, atención y concentración.

Es comprobado que niños que escuchan música mientras realizan otras actividades tienden a tener una capacidad de retención mejor en la memoria a largo plazo, otro beneficio que aporta la música en los niños pequeños es el desarrollo del lenguaje, la repetición de alguna canción hacen que incorpore a su vocabulario palabras que no conoce y hace que practique frases que pueden llegar a ser complejas para un niño menor de 5 años.

Generalmente al escuchar música el cuerpo comienza a moverse tratando de seguir el ritmo de lo que se está escuchando, justo es esa sensación que te da ganas de bailar, con los bebés pasa lo mismo, en el momento que ellos escuchan música su cuerpo sentirá el impulso y se comenzará a mover, el baile beneficia a los pequeños ayudándolos en su equilibrio y su coordinación, dando un mayor control de los movimientos de sus cuerpo.

La música también ayuda a relajarte, hay momentos en los que te sientes saturado y que solo deseas tener un estado de calma, pero te es complicado y la mejor opción que encuentras para ello es escuchar un poco de música. En los niños también es recomendable encontrar esos momentos de relajación a través de la música, se recomienda que antes de dormir escuchen un poco de melodías tranquilas  que los relaje y los lleve a un estado de calma o bien, mientras están tomando su siesta ponerles música para que descansen mejor.

Sin duda alguna la música nos hace más felices y trae grandes beneficios durante toda nuestra vida, permite que tus hijos crezcan introduciendo la música en su día a día y de ser posible hazlo tú desde que ellos se encuentran en tu vientre.

Pin It on Pinterest

Share This