Mamografías 3D podrían detectar hasta un 40% más de cáncer que las 2D

Estos equipos realizan un estudio en planos múltiples, lo que contribuye con la detección de una mayor cantidad de casos, aumentado la tasa de detección de cáncer.
Por  Dra. Lucía Araujo Gallegos Hospital CIMA- San José

La implementación de la tecnología de tercera dimensión o 3D en equipos para realizar mamografías contribuye a mejorar el diagnóstico del cáncer de mama, al permitir analizar capa por capa todo el tejido mamario, evitando la superposición de estructuras de los equipos 2D; detectando con mayor facilidad lesiones pequeñas y las distorsiones de arquitectura asociadas a cáncer, que podrían no ser detectadas en mamógrafos con tecnologías anteriores.

Esta tecnología, también conocida como Tomosíntesis, ya está disponible en el país y de acuerdo con cifras internacionales, podría detectar hasta un 40% más de casos invasivos de cáncer de mama que la mamografía digital (2D), cabe destacar que el cáncer de mama es la causa más común de muerte por cáncer entre las mujeres.

Las mamografías 3D permite reducir la cantidad de los denominados “falsos positivos” o casos que sospechosos que implican más análisis y consultas de seguimiento para la pacientes, de acuerdo con estudios realizados en los Estados Unidos; generando así una reducción del número de biopsias de lesiones no malignas.

Estos equipos realizan un estudio en planos múltiples, lo que contribuye con la detección de una mayor cantidad de casos, aumentado la tasa de detección de cáncer.

Durante el estudio, el mamógrafo 3D forma un arco rápido, tomando una serie de imágenes de la mama desde varios ángulos. Este procedimiento llevará unos pocos segundos y el tecnólogo podrá ver todas las imágenes en su computadora para asegurarse de haber captado imágenes adecuadas para la revisión a cargo de un radiólogo a quien se las envía de forma electrónica para su estudio e informar sobre los resultados a la paciente o a su médico.

Con el uso de la tecnología 3D el radiólogo puede ver el tejido mamario en detalle de una manera como nunca antes había sido posible. En lugar de ver todas las complejidades del tejido mamario en una imagen plana, el médico puede examinar el tejido milímetro a milímetro. Los detalles delicados son claramente más visibles, ya que ahora no están ocultos sobre o debajo del tejido.

La detección temprana es un eslabón clave para garantizar una atención oportuna del cáncer de mama y por lo cual tanto la Sociedad Americana de Cáncer, el Colegio de Radiólogos Americanos, la Asociación Medica Americana, el Instituto Nacional de Cáncer en Estado Unidos, el Colegio Americano de Ginecólogos y Obstetras y el NCCN recomiendan iniciar la mamografía a la edad de 40 años.

El Hospital CIMA-San José puso a disposición del público equipos de mamografía con esta tecnología, lo que lo posiciona a la vanguardia en este tipo de servicios.

Con estas innovaciones el Hospital CIMA-San José reitera su compromiso por convertirse en la red de servicios de salud más confiable, bajo una filosofía de cuidado y atención personalizada de las necesidades de sus pacientes y el respaldo de sus colaboradores, como el elemento más importante para garantizar un servicio basado en los valores de la calidad, sustentabilidad y ética.


Pin It on Pinterest

Share This