Pandemia provoca un aumento de los partos domiciliarios en América Latina

Publicidad

El trabajo con las parteras que tienen la formación adecuada, según los estándares internacionales, “podría reducir el uso de anestesia, las cesáreas innecesarias y garantizar una atención digna.

Por EFE

La pandemia de la covid-19 provocó que las mujeres embarazadas redujeran la búsqueda de servicios de cuidados prenatales y de parto en hospitales, lo que produjo un aumento de los nacimientos en domicilios y la importancia de las parteras profesionales, dijo una representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) para América Latina y el Caribe.

Con motivo del Día Internacional de la Partera, que se conmemora el 5 de mayo, Alma Virginia Camacho, asesora regional en salud sexual y reproductiva del Unfpa, explicó que “las mujeres embarazadas han disminuido la búsqueda de servicios de cuidados prenatales y de atención del parto (en hospitales)”.

“Además, se ha visualizado un aumento del partos domiciliarios en los países de la región, sobre todo en áreas rurales con menor acceso a servicios de salud”, agregó.

Camacho destacó que durante la pandemia “se ha puesto de manifiesto el rol fundamental de las parteras para la prevención de contagios de covid-19 y la atención segura y oportuna a las mujeres durante el embarazo, parto y puerperio”.

La representante de la Unfpa señaló que el desafío de los sistemas de salud durante la emergencia sanitaria ha sido “equilibrar las demandas para responder directamente a la atención de la covid-19, al tiempo que se trabaja para mantener la prestación de servicios de salud esenciales”.

De acuerdo con datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas, el trabajo con las parteras que tienen la formación adecuada, según los estándares internacionales, “podría reducir el uso de anestesia, las cesáreas innecesarias y garantizar una atención digna y respetuosa y un vínculo estrecho y de mayor confianza con las mujeres”.

En el artículo “Impacto potencial de las parteras en la prevención y reducción de la mortalidad materna y neonatal y la muerte fetal”, publicado en The Lancet Global Health, en enero pasado, se indicó que de ampliarse, en un 25 %, las intervenciones realizadas por parteras, esto daría como resultado un 41 % menos de muertes maternas y un 26 % menos de muertes neonatales en el año 2035.

La directora del Unfpa, Natalia Kanem, señaló que con estos datos se tiene la evidencia y sabemos lo que hay que hacer.

“Los sistemas de salud en todo el mundo necesitan tomar nota, y emprender acciones, porque invertir en parteras empoderadas es una de las maneras más seguras de salvaguardar la vida y proteger la salud y el bienestar de todas las personas”, expuso.

La Unfpa recordó que la Declaración de Montevideo, sobre población y desarrollo, puso en el centro de la agenda pública de los países la promoción de los derechos sexuales y reproductivos y apuntó que “las parteras profesionales son el personal de salud clave para lograr el pleno ejercicio de los derechos de las mujeres y sus bebés”.

Añadió que la integración de parteras profesionales en los sistemas públicos de salud “es el camino directo para avanzar hacia el acceso universal de los servicios de salud sexual, reproductiva, materno y neonatal”.

Publicidad

Pin It on Pinterest

Share This