Aquí una serie de pautas que le ayudarán en su proceso para una vida y salud sexual idónea.

Por Revista MJ

La forma de comprender la sexualidad cambia para cada mujer, ya sea por las experiencias vividas, o bien, la influencia de su entorno.

Sin embargo, algo esencial para todas, es permitirse una buena salud sexual, lo que se traduce en bienestar emocional y físico. Para conseguirlo es fundamental la autoreflexión y el autocuidado.

Por ello, en el marco del Día de la Mujer, Marianela Arias, sexóloga de Durex, le brinda una serie de pautas que le ayudarán en su proceso para una vida y salud sexual idónea.

  1. Ejercicio regular y dieta balanceada

Más allá de la estética, realizar actividad física y llevar una alimentación equilibrada, nos permite sentirnos cómodas con el funcionamiento del cuerpo, pero también está comprobado de que la respuesta sexual mejora notablemente cuando hay una buena circulación gracias a el ejercicio y la comida saludable.

  • No realizar prácticas de riesgo

Aquí aplica el típico “A mí no me va a pasar”, sin embargo, tanto el VIH y las ITS están presentes y requieren de prevención, y para ello, el uso del preservativo es fundamental.

En este punto es importante pedirles a las mujeres que se empoderen, que no vean el uso condón como un producto masculino, sino como un método externo que protege a la mujer como al hombre por igual, es decir, es un tema más anatómico que de género.

En ese sentido, las mujeres deben sentirse libres de llevar el preservativo, exigir su uso durante un encuentro sexual y decidir qué tipo les gusta más.

  • Usar anticonceptivos

Lo ideal es que la maternidad sea vivenciada desde una decisión.

Por esta razón, se hace un llamado a las mujeres para que se informen de los diferentes métodos de planificación, analicen y elijan aquellos que le resulten positivos en su salud sexual y no en detrimento de la misma.

Recuerde que el único método que la podrá proteger del VIH e ITS es el preservativo.

  • Técnicas de autocontrol emocional

El estrés puede provocar una disminución del deseo sexual. Según los expertos, prácticas como la respiración, la relajación muscular o la meditación pueden ayudar a mejorar el control emocional.

  • Alejarse de relaciones con actitudes tóxicas

La idea cultural de “vivir juntos para siempre” para alcanzar la felicidad, ha permitido que por mucho tiempo las mujeres justifique el permanecer al lado de parejas agresoras.

La pareja es alguien que debe estar acompañándonos, apoyándonos, cuidándonos, y viceversa. La mujer nunca debe tolerar actos de machismo, presión, chantaje o violencia.

Toda decisión, incluyendo los temas de sexualidad, deben basarse en el consentimiento entre ambas partes.

  • Conocerse a sí misma.

Es importante tener claros nuestros gustos, necesidades y fantasías, alejadas del prejuicio.

Conocerse a sí misma le ayudará a ser feliz con su cuerpo, a valorarse y quererse con sus particularidades, a saber qué le gusta y, algo muy importante, poder expresarlo a su pareja.

  • Informarse y comunicarse

La falta de información sobre a la sexualidad y el cuerpo afectan nuestra salud sexual.

Apoyarnos en contenidos científicos sobre sexualidad, así como conocer y ejercer los derechos sobre la salud sexual y reproductiva, nos ayudará a evitar riesgos y mejorará el bienestar individual y de pareja.

Asimismo, la buena comunicación minimiza el riesgo de malos entendidos en el terreno sexual y mejorara la calidad del encuentro íntimo.

  • Revisiones ginecológicas y control del periodo menstrual

Una revisión con el o la especialista es esencial para la salud genital y reproductiva de las mujeres.

Por su parte, este control del ciclo menstrual permite identificar alteraciones que a largo plazo pueden desencadenar afectaciones en la salud general, sexual y reproductiva.

Es recomendable que cuando se detecte alguna variación en el periodo consulte al ginecólogo o ginecóloga, quien tras una evaluación clínica determinará, en caso necesario, el tratamiento a seguir.

  •  Respetar sus propios tiempos y deseos.

Con esto hacemos referencia a escuchar a nuestro cuerpo.

Además, es esencial respetar estos mismos aspectos en la pareja, para facilitar una salud emocional en ambas vías.

  1.  Controlar el contenido íntimo

La tecnología también se ha aplicado para la seducción y conexión sexual entre las parejas, sin embargo, la precaución es un arma muy valiosa si está considerando compartir este tipo de contenidos por medio de chats en redes sociales o aplicaciones de mensajería.

Para la sexóloga de Durex, lo importante es que las mujeres se empoderen para que tomen mejores decisiones sobre su cuerpo, salud sexual, su bienestar emocional y su protección para que sus relaciones sexuales se basen en placer, previniendo ITS.

Además, Arias reitera que hay que dejar de lado la creencia que el condón externo es un tema de hombres, por el contrario, también es una opción femenina; que tomen la decisión de llevarlo consigo y exigir su uso.

Pin It on Pinterest

Share This