Científicos informan que el zika puede causar ceguera en recién nacidos

Otras investigaciones ya habían demostrado relación directa entre el zika y problemas motrices, neurológicos y de aprendizaje en los recién nacidos

Por Mamá Joven 

Numerosos estudios confirmaron que el zika produce microcefalia (un defecto congénito que se caracteriza por una cabeza anormalmente pequeña) en recién nacidos de madres que contrajeron el virus en su periodo de gestación.

Ahora una nueva investigación aplicada en Brasil por de médicos de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp), informa que el virus del zika puede estar vinculado a anomalías oculares en los bebés.

Según este estudio, el zika podría ser el causante de una lesión irreversible en la mácula ocular, que afecta la retina y el nervio óptico, provocando ceguera en los recién nacidos.

Otras investigaciones ya habían demostrado relación directa entre el zika y problemas motrices, neurológicos y de aprendizaje en los recién nacidos. Pero estos resultados son los primeros que se conocen de un daño ocular tan específico, como la ceguera, asociado con el zika.

Resultados. Los investigadores analizaron a 29 bebés brasileños, de los cuales una tercera parte presentaron problemas en los ojos. Encontraron lesiones irreversibles en la retina, hemorragias, desarrollo anormal de los vasos sanguíneos y un debilitamiento la coroides (este último proporciona oxígeno y nutrientes a la retina).

De los 20 ojos en los 10 niños con anomalías, 17 (85%) presentaron afectaciones oftalmológicas y un 70% lesiones oculares que provocan pérdida de la visión, entre la más comunes: manchas en la retina y atrofia coriorretiniana.

Otro de los mayores hallazgos, fueron anormalidades neurológicas, como estrabismo, en ocho ojos (47,1%).

De las 29 madres, 23 (un 79,3%) reportaron sospecha de síntomas del zika durante el embarazo, incluyendo erupción cutánea, fiebre, artralgia (dolor de las articulaciones), dolor de cabeza y picazón.

Impacto

A raíz de este estudio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) extendió una alerta para que los recién nacidos sean examinados por oftalmólogos y la Academia Americana de Oftalmología, una de las más importantes del mundo, actualizó su declaración clínica sobre el virus del zika.

Para el oftalmólogo Claudio Orlich, investigador y director de Clínica 20/20, estos hallazgos son muy relevantes, porque estas lesiones en la mácula son irreversibles y altamente incapacitantes, lo cual refuerza la necesidad de tomar medidas durante la época lluviosa, para controlar la presencia de aguas estancadas o posibles criaderos del mosquito Aedes Aegypti, principal transmisor del zika, dengue y la chikungunya.

“Si ocurre un caso de zika en una mujer embarazada, es fundamental que una vez que dé a luz consulte con el oftalmólogo para descartar problemas de visión en el recién nacido”, señaló Orlich.

Además, recuerda es necesario que un oftalmólogo valore siempre a los recién nacidos, ya que algunas patologías oculares congénitas, como las cataratas, tienen mejor pronóstico si se tratan de forma temprana.

El zika en Costa Rica. El Ministerio de Salud registra un total de 186 casos por el virus del zika, 88 de ellos están localizados en Jacó, en la provincia de Puntarenas y los demás están distribuidos entre San José, Heredia y Guanacaste.

De ellos, diez se presentan en mujeres embarazadas que residen en Jacó, sin embargo aún no es posible detectar si hay afectación en los bebés, ya tienen entre 12 y 15 semanas de gestación.


Pin It on Pinterest

Share This