¿Cómo utilizar las tendencias según tu tipo de cuerpo?

Publicidad

A la moda, pero con sello propio. 

Por Luigina Campos, asesora en Imagen / Fotografía Mango

¡Nada como disfrutar de una gran ocasión con estilo! Las propuestas de los grandes diseñadores y las vitrinas de las tiendas nos dan una pista de todo lo que está en tendencia: brillos, telas metalizadas, lentejuelas y terciopelo. Si aplicas correctamente estos consejos lucirás perfecta.

1. Brillo. Está presente en faldas, blusas y vestidos completos, llenos de lentejuelas, efectos metalizados y luminosidad. Hay para todos los gustos: el clásico dorado para las más atrevidas y el plateado para las que no tienen miedo a nada.

¿Cómo utilizarlo?

Recuerda que el brillo ensancha, así que debes utilizar la prenda brillante en el lugar al que quieras dar realce. Si tienes un cuerpo tipo “A” –más volumen en cadera– utiliza una blusa brillante para balancear. Si eres tipo “H” –igual proporción entre hombros y cadera– usa brillo en la parte superior e inferior y con un detalle mate en la cintura para crear silueta. Si tienes cuerpo “V” –más volumen en los hombros– evita el brillo en la parte superior y llévalo a la inferior, preferiblemente en una falda con brillo en forma de A.

2 Terciopelo. Nos hace revivir el pasado y transportarnos a lo más bohemio. Puedes elegir un body y combinarlo con un jeans para el día o un enterizo para la noche. Los colores van desde el negro, borgoña y vino hasta azules y vedes, marcando la diferencia con años anteriores. No hay excusa para no tener alguna pieza.

¿Cómo utilizarlo?

Igual que el brillo, la textura aporta volumen. Procura usarlo en la parte que quieras balancear, según tu tipo de cuerpo. Si tienes un cuerpo “O” – más volumen en abdomen– atrévete a usarlo en blusas que tengan corte trapecio o cruzadas y no ceñidas, para que luzcas espectacular. Si eres más tipo “I” –cuerpo muy delgado– usa alguna falda o vestido en corte A que te aporte volumen.

3. Estampado animal: Son parte de esas tendencias que nos dicen: ¡Tienes que animarte! Por sus ciclos anteriores, estamos seguros que durará varios años. Puede encontrar este print de leopardo o culebra en todo tipo de prendas y accesorios, hasta botines que lucirán perfectos con tus faldas largas.

¿Cómo utilizarlo?

El estampado también ayudará a llevar volumen a esa área más pequeña, así que si tienes más caderas, una blusa animal print holgada te lucirá perfecta. Por el contrario, si tienes más busto, puedes usar una falda larga en este estampado.

4. Cuero. ¡Sigue dominando!
Es perfecto para la noche e ideal para combinarlo con otras texturas. Una jacket de cuero será la invitada perfecta a casi todos nuestros eventos. Su versatilidad nos permite utilizarla de mil maneras.

¿Cómo utilizarlo?

Opta por una chaqueta de líneas rectas y no de solapas grandes. Si tienes busto prominente, escoge una de cuero delgado y no tan grueso; si tienes poco busto, utiliza una de tela más pesada y con apliques.

Satín. Nos evoca al romanticismo. Sin duda, combinar el brillo con una prenda de satín es la mezcla perfecta entre lo elegante y lo audaz. Hay desde blusas hasta pantalones; elige un pantalón fluido para ser el centro de la noche.

5. Satín. Nos evoca al romanticismo. Sin duda, combinar el brillo con una prenda de satín es la mezcla perfecta entre lo elegante y lo audaz. Hay desde blusas hasta pantalones; elige un pantalón fluido para ser el centro de la noche.

¿Cómo utilizarlo?

Por lo general, estas telas tienen una caída perfecta que nos permiten vernos mucho mejor. A las personas tipo “H” les funciona muy bien porque aportan sinuosidad a las líneas angulares. También es una buena opción para las tipo “O” a la hora de escoger blusas.

Pin It on Pinterest

Share This