Conozca los beneficios del porteo ergonómico
Revista MJ

Publicidad

Por Revista MJ

Es una de las prácticas más efectivas para fortalecer el vínculo entre madres, padres e hijos y los bebés experimenta mayor seguridad, cercanía y conexión.

Semana Internacional de la crianza en brazos.

Octubre es el mes en que se celebra la Semana Internacional de la Crianza en Brazos, días dedicados a recordar la importancia de portear a los bebés y retomar la costumbre milenaria de criar en brazos. En Costa Rica, Nidos&Nudos es especialista en apoyar a las familias en este proceso.

Nada es más maravilloso que el contacto directo con los bebés para su desarrollo óptimo y para fortalecer los vínculos afectivos y el empoderamiento de la maternidad y paternidad. Esta es precisamente es la misión de Nidos&Nudos, la iniciativa fundada por la emprendedora Ingrid Rivero.

Del 5 al 11 de octubre se realizó la celebración alrededor de todo el mundo, como una festividad que busca educar a las personas sobre las ventajas de criar a los bebés cercanos a sus madres y padres.

Gran cantidad de investigaciones demuestran que los niños que son porteados (llevados en brazos con apoyo de un cargador) tienen una mayor seguridad, son más tranquilos y desarrollan un apego saludable con sus padres. Además, el porteo brinda gran ergonomía y beneficia la lactancia materna.

Rivero, quien es ingeniera electrónica de profesión, descubrió con el nacimiento de su hija que la maternidad le da un giro de 180º a la vida de una familia y entendió la importancia de la crianza de los bebés en brazos y los beneficios que el contacto produce, tanto en los infantes, como en los padres.

“Allí descubrí el porteo, que es llevar a nuestros bebés junto con nosotros, usando un portabebés o un cargador. Esto me permitía hacer otras actividades y al mismo tiempo estar con mi hija, generando un vínculo inigualable”, contó la fundadora de Nidos&Nudos®.

Esta experiencia dio vida a su emprendimiento, desde el que brinda asesorías personalizadas a las familias para alcanzar esa conexión con sus hijos, hacerlos entender que llevarlos en brazos no los malcría, sino que es una necesidad para los bebés y adultos, y que se consigue mediante el contacto y la cercanía que permite el porteo.

“Los bebés son arrullados durante nueve meses en el vientre de sus madres, y están acostumbrados a ser cargados, en contacto con el latido de su corazón y el calor, por lo tanto, lo más natural es que busquen ese refugio”, explicó Ingrid.

Este porteo debe ser ergonómico, de ahí la pertinencia de contar con la asesoría especializada, para garantizar la seguridad del bebé, permitir el desarrollo adecuado de su columna y caderas, y prevenir la plagiocefalia postural (relacionado con una mala posición de la cabeza del bebé).

De acuerdo con la experta española Elena López, la primera norma de seguridad al usar cualquier portabebé, es colocar al bebé en una posición fisiológica, conocida como “ranita”, donde la espalda del bebé se redondea hacia adelante, adquiriendo una forma de C, lo que protege el desarrollo de su columna, con las rodillas al nivel de su trasero y sus piernas en un ángulo de 90 grados; una postura que el recién nacido adopta por sí mismo.

“Al sentirse seguro, el bebé está tranquilo, pues sabe que su supervivencia está asegurada, por lo que no activa sus sistemas de alarma, y esto evita el estrés y puede dedicar sus energías a crecer”, explicó López.

La técnica para cargar a los niños mejora la calidad de vida de las madres, les ayuda a conciliar sus laborales diarias con la necesidad de estar cerca de su bebé, dándoles la posibilidad de tener sus manos libres para realizar todo tipo de actividades.

“Un porteo ergonómico significa que respeta la ergonomía del bebé y favorece su desarrollo físico, al mismo tiempo que respeta la ergonomía del adulto, brindando comodidad y facilidad, aunque el bebé sea grande y pesado. De esta forma, el infante deberá estar en la posición que toma de forma natural ” explicó Ingrid Rivero

Beneficios del porteo ergonómico

Para el bebé:

  • Se sienten más seguros y protegidos.
  • Están más tranquilos y relajados.
  • Duermen mejor y tienen un sueño de mayor calidad.
  • Su posición vertical previene el vómito y reflujo y facilita la expulsión de cólicos.
  • Beneficia el desarrollo motor, el ritmo cardíaco, la estimulación temprana y la autoestima.
  • Favorece la socialización y autonomía.
  • Logran una sincronía térmica.
  • Al no tener estrés, tienen un mejor funcionamiento de su sistema inmune.

Para el adulto:

  • Fortalece el vínculo afectivo con los bebés.
  • Permite integrar al padre o cuidador.
  • Incentiva la actividad física.
  • Ayuda a mejorar la postura y evitar dolores.
  • Favorece la lactancia materna.
  • Evita la depresión postparto.

El porteo tiene enormes beneficios comprobados científicamente, indicó la asesora, como potenciar el vínculo entre madre e hijo, así como la incorporación del padre en el cuido; favorece la lactancia materna; los bebés se encuentran más tranquilos, duermen más y mejor y lloran menos.

Además, se ha comprobado una menor prevalencia de depresión postparto, debido a que el contacto y la lactancia implican un equilibrio endocrino, dominado por la oxitocina y la prolactina.

Hay muchos tipos de portabebés o cargadores, por ello siempre es bueno valorar las opciones para elegir la que más se adapte a la familia y garantizar que sea verdaderamente ergonómico, ajustado al desarrollo del bebé y darle un buen uso.

“Soy asesora certificada de porteo y precisamente en las asesorías trabajamos en conjunto con la familia para encontrar la opción que más se ajuste a sus deseos y necesidades, guiándoles en su uso, de forma que vivan una experiencia lo más placentera posible”, añadió Rivero.

Publicidad

Pin It on Pinterest

Share This