El antes y después de ser madre

Publicidad

El antes y después de ser madre

La búsqueda de la felicidad durante el camino es parte de la receta para alcanzar el éxito.

Por Carolyn Hernández

Hace cinco años, Duannier Del Sol comenzó la aventura de ser madre y hoy es una mamá todo terreno, pues ahora debe administrar su tiempo en ser esposa, madre y abogada. Aunque suene demasiado para cualquiera, es una realidad; pero el dilema está en cómo desempeñar satisfactoriamente cada uno de esos roles y no morir en el intento.

Para Duannier, de 39 años, el papel de madre y profesional no es nada fácil, ya que su rutina comienza a las 4:30 de la mañana. “Primero voy al gimnasio, luego preparo el desayuno para mi familia y aproximadamente a las 6 a.m. nos alistamos para poder ir a dejar a mi hija Arianna al kínder y después, mi esposo me deja en mi trabajo”, comenta la abogada.

Después de terminar sus labores como asesora jurídica en la Universidad de Costa Rica, ella se prepara para su segundo trabajo, donde debe preparar la cena y ayudar a su hija con la tarea; usualmente así es todos los días.

El antes y después de ser madre

Acá es donde la mayoría de mujeres que no son madres se preguntan: ¿realmente disfrutan lo que hacen? Según la psicóloga Marcela Brenes, ser mamá cambia la vida para siempre. Sin embargo, es una experiencia que –si bien cada una la vive de una forma distinta– todas la disfrutan de maneras diferentes. “Yo disfruto ver cómo crece mi niña. Darme cuenta de que es una personita, con sus inquietudes, gustos y valores. También en lo personal, disfruto de ir a la playa, leer, bailar y tantas otras cosas que las mujeres solteras y sin hijos hacen”, afirma Del Sol.

Según Brenes, disfrutar el camino de ser madre, esposa y profesional las puede llevar al punto cero, a ese punto de encuentro en donde aprenderán a apreciar cada momento que pasa en su vida, las cosas simples, las que hoy la mayoría de las personas olvidan y no les dan importancia, debido a que en ocasiones se comete el error de dar por un hecho las cosas y no disfrutarlas.

Es por esta razón que marcas como Johnnie Walker invitan a sus consumidores a disfrutar el camino, lo que los llevará más lejos, reflejándolo en la forma que perciben el éxito, ya sea disfrutándolo con su familia, amigos o haciendo lo que le gusta, pues el concepto del disfrute se convierte en el impulsor del éxito.

El camino del éxito

¿Qué cualidades se debe tener para ser exitoso en el ámbito laboral y familiar? Para Duannier, es vital tener integridad, perseverancia, fortaleza; pero sobre todo, para poder ser exitoso en estas dos áreas, hay amar lo que se hace. “Para disfrutar lo que hacemos debemos de saber lo que realmente queremos, porque en el fondo todos buscamos y queremos ser felices. Y en lo personal, la felicidad es una decisión y cada día tenemos la oportunidad de escoger si seremos o no felices”, agregó la abogada.

 


Pin It on Pinterest

Share This