Siga algunos consejos del especialista para evitar dolencias a lo largo del año lectivo. 

Por Mamá Joven 

La carga de libros, cuadernos, meriendas y accesorios propios del aprendizaje, vuelven a ser parte del diario vivir de los estudiantes en este inicio del curso lectivo. Cargar incorrectamente una mochila podría llegar a causar múltiples lesiones de las articulaciones y músculos en niños y también en adolescentes.

Sufrir de dolores intensos de espalda, cuello, hombros, han sido un problema a lo largo de los años por esta razón, así como ser el causante de problemas posturales.

Para el Dr. José Pablo Múñoz, ortopedista pediátrico de Torre Médica Momentum, cargar incorrectamente un bulto o mochila puede causar un desbalance muscular y un cambio en el centro de gravedad del cuerpo. “Esto ocasiona que los músculos de la espalda, la pelvis y los miembros inferiores no tengan una distribución equitativa de las cargas, con lo cual el niño o adolescente puede manifestar dolores o problemas en estas tres regiones corporales”, explica.

El especialista en niños y adolescentes asegura que posteriormente, las molestias de espalda, hombros y cuello se pueden extender a la pelvis, cadera muslos y rodillas. “Secundariamente, se presentará una alteración de la postura y del patrón de marcha normal, lo cual va a generar una sobrecarga no equitativa de ciertos

Visitar al especialista. 

Siempre que un niño o adolescente presente dolor de espalda debe de ser valorado por un especialista en ortopedia pediátrica. Si el año pasado el peso de los útiles escolares significó un problema, se recomienda recurrir a al médico iniciando el año lectivo.

“Otros signos de alarma son la presencia de adormecimiento o dolor en los brazos o las piernas. También es importante estar alertas ante alguna alteración en la postura del niño (niños “jorobados” o con curvaturas hacia los lados de la espalda), o en la forma de caminar (renqueo)”, concluye.

Fuente: Torre Médica Momentum 

Pin It on Pinterest

Share This