Los 5 desayunos energéticos para su hijo

Publicidad

Un desayuno debe ser completo y variado para no caer en la monotonía y cubrir todas las necesidades que sus hijos requieren. Uno de los objetivos de desayunar bien es que favorezcan a su crecimiento y eviten la desnutrición.

Por  El Salvador

Cuando los hijos están en la adolescencia se vuelve más complicado controlar su alimentación, ya sea por la prisa por llegar a la escuela, porque no tienen hambre muy de mañana o simplemente porque nunca se acostumbraron a preparar su propio desayuno. Se puede generalizar diciendo que todos vivimos con prisas, sobre todo en las mañanas, y por esa razón el tiempo para desayunar en muchas ocasiones no existe o es muy reducido.

Generalmente, muchos  jóvenes suelen gastar su dinero comprando comida en la cafetería de la escuela, pero ¿sabe si la comida que acostumbran comer es realmente nutritiva? Es casi imposible saberlo, pues ellos ya tienen suficiente edad para decidir los alimentos que ingieren en el día. Acá le compartimos cinco desayunos nutritivos, uno para cada día de la semana que le ayudará a preparar a sus hijos y realizar todas sus actividades.

1. Licuado de plátano con avena

Puede poner leche, avena, plátano y un poco de chocolate en polvo en la licuadora; complementa con un pan de caja con mantequilla y una lata de atún. Recuerde que la cantidad de energía es mayor por su gran variedad de vitaminas, minerales y proteína. Tenga la seguridad que tus hijos cubrirán todas sus necesidades alimenticias, además de que serán menos propensos a enfermedades. El plátano y la avena son excelentes para evitar el estreñimiento, estabilizar la presión arterial, reducir la acidez estomacal y, además, son buenos para los nervios y evitar la anemia. El atún contiene una fuente de ácidos grasos Omega-3, los cuales ayudan a prevenir enfermedades del corazón. Es una proteína que se transforma en nutrientes indispensables para el funcionamiento del organismo.

Comer pan con mantequilla puede ayudar a proporcionar una sensación de saciedad, la fibra que contiene es buena para equilibrar los niveles de colesterol.

2. Granola, yogurt y fruta

Puede dejar ya picada la fruta seleccionada, agrega en un tazón el yogurt y vierte la granola. Es uno de los desayunos más completos por su gran cantidad de nutrientes, así como vitaminas, proteínas, ácidos grasos y minerales. En conjunto, son excelentes para controlar los niveles de azúcar en la sangre, fortalecer los huesos, proteger el sistema inmunológico y mejorar la digestión, además de dar la vitalidad necesaria para comenzar el día.

3. Jugo de zanahoria con manzana y huevo crudo

Solo coloca en la licuadora una zanahoria, media manzana, una taza de leche de soya, una yema de huevo y miel. La zanahoria es buena para la vista, combate el estreñimiento y el dolor de estómago; gracias a su alto contenido de fibra, calma las molestias gástricas y el exceso de acidez por su contenido de minerales, potasio y vitaminas. Además, ayuda a la desintegración de cálculos renales, restaura los nervios y fortalece el cabello. La manzana tiene muchos beneficios porque previene de muchas enfermedades por su gran fuente de vitamina C y fibra. La ventaja de agregar un huevo crudo en los licuados es que complementa un buen desayuno, al contener proteínas, vitaminas y minerales.

Y para aquellos jóvenes que asisten al gimnasio les ayudará a incrementar su masa muscular.

4. Licuado de manzana verde, avena y huevo duro

Como ya sabe la avena es un súper alimento y, combinada con la manzana, constituye una excelente opción nutritiva y rica para sus hijos. Tiene fibra, combate el colesterol, es bueno para adelgazar, previene problemas cardiovasculares. Además, es vitamínico, ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre, mejora la digestión y el sistema nervioso. Es una de las mejores fuentes de energía que existen. Solo agregue leche, manzana y avena a la licuadora; puede añadir un toque de miel para endulzar. El huevo duro, por su parte, es ideal para cuando no se tiene tiempo de desayunar, porque lo puedes dejar ya listo la noche anterior. Recuerda que tiene proteínas que necesita el cuerpo.

5. Licuado de espinacas, manzana, pepino y apio

La mezcla de todas estas verduras es una excelente opción de vitaminas, minerales y proteínas que necesita el cuerpo para estar saludable. Tomar este licuado con regularidad reduce el riesgo de contraer enfermedades, disminuye la inflamación, regula la presión arterial, tonifica los huesos, controla el estrés y mantiene un peso saludable. Solo mezcle todos los ingredientes con un poco de agua y puede agregar limón. Recuerde que un buen desayuno es la fuente de energía para el cuerpo.

Pin It on Pinterest

Share This