Los métodos que utilizan las mujeres costarricenses para combatir el cáncer de mama metastásico

Tratamiento y medicamentos permiten mejorar la sobrevida y periodos libres de progresión de la enfermedad en los pacientes que padecen cáncer

Por Mamá Joven

Actualmente en el país hay más de 500 pacientes con cáncer de mama metastásico que se benefician de los diferentes tratamientos para combatir la enfermedad, según la condición en la que se encuentren.

Para diagnosticar y clasificar la enfermedad se utilizan diferentes métodos radiológicos, que van desde una radiografía de tórax, ultrasonido de abdomen, tomografía axial computarizada (TAC) de tórax, abdomen, cerebro y medicina nuclear (gamma ósea).

Después del diagnóstico y clasificación de la etapa en la que se encuentra el paciente y su enfermedad, es importante el diseño del plan de tratamiento. Este proceso es dependiente de los exámenes y pruebas clínicas y del criterio del médico especialista u oncólogo. Es importante para los pacientes con cáncer y sus familias que entiendan los resultados y la etapa en la que se encuentra la paciente.

El objetivo de los tratamientos que se aplican a las personas con cáncer de mama metastásico es detener o hacer más lento el crecimiento del cáncer y con esto dar calidad de vida así como prolongar la sobrevida de los pacientes.

“En el país hay muchas opciones de tratamientos para COMBATIR el cáncer de mama metastásico. Si bien es cierto esta enfermedad no se puede erradicar, el tratamiento puede mantenerlo bajo control. El cáncer puede estar activo en ciertos momentos y luego entrar en remisión durante un tiempo. Se pueden utilizar diversas opciones terapéuticas, ya sean solos (monoterapia), combinados o en secuencia de tratamiento según las características de cada una de las pacientes y cómo se encuentra el estado funcional de la paciente”, comentó el doctor Carlos Zúñiga, Presidente de la Asociación Costarricense de Oncólogos Médicos (ACOMED).

Zúñiga explicó que para determinar el tipo de tratamiento que recibirá la paciente se debe considerar entre ellos el sitio y número de metástasis, el estado funcional en el que se encuentra la persona y si el tumor expresa o no los receptores hormonales y Her2.

Zúñiga agregó que en la actualidad y gracias a los tratamientos y medicamentos la sobrevida en términos generales para un cáncer de mama metastásico es de varios años, “cuando las pacientes logran controlar su enfermedad se vuelven a insertar a sus actividades normales, incluyendo ejercicio moderado”.


Pin It on Pinterest

Share This