Niñeras cibernéticas

Calcetines electrónicos, biberones cibernéticos y pañales inteligentes son parte de las nuevas tecnologías para cuidar a los bebés.         

Por Karol Pérez

¿Qué le parece sincronizar a su bebé con el smartphone? Quizás puede sonar muy exagerado e incluso alocado. Pero aunque no lo crea, es posible. La tecnología ha generado dispositivos que son capaces de monitorear todas las funciones vitales del pequeño y reportarlas directamente al celular de los papás. Ya no basta con el simple monitor de sonido que por tanto tiempo fue un aliado para cuidar a los niños.

Así, aunque estén demasiado pequeños para entender la tecnología y depender de ella, muchos bebés viven rodeados de los aparatos tecnológicos más modernos e increíbles. Aquí se los mostramos:

  • Calcetín inteligente: El Owlet Smart Sock es un pequeño dispositivo que se coloca alrededor del pie del bebé como un calcetín para monitorear el ritmo cardíaco, los niveles de oxígeno, la posición del bebé, los patrones de sueño y la temperatura de la piel. Estos datos son enviados a una aplicación móvil en los smartphone y de esta manera puede asegurarse de que todo está en orden mientras su bebé duerme. Tiene un costo de US$40.
  • Pijama segura: Ahora es posible ponerle al bebé la pijama más segura de su vida. Se trata de Mimo (dispositivo) en forma de tortuga que se pone a una pijama especial de algodón. El dispositivo tiene sensores especiales que miden la temperatura, la posición en la cuna y las alertas del llanto. Todos los datos llegan en tiempo real al smartphone o tablet. Su precio ronda los US$150.
  • ¿Dime cómo suena y te diré por qué llora?: Aunque tenga todos los datos sobre la salud del bebé en el celular, el ataque de nervios cuando llora es inevitable. Por ello la empresa española Cry Translator desarrolló un dispositivo –similar a una grabadora de voz– que capta el sonido del bebé cuando llora e indica mediante una luz cuál es el motivo del llanto. Los creadores aseguran que es un producto médicamente probado, el cual fue configurado para identificar las vibraciones de la voz según tendencias de resultados obtenidos por cientos de investigaciones sobre el llanto de los niños. Tiene un costo de US$80.
  • La silla salvavidas: Cuando se trata de cuidar a nuestros hijos, una de las cosas más importantes a considerar son las sillas para el carro. Carkoon desarrolló una silla que en caso de choque lanza un airbag sobre el bebé simulando un caparazón que lo envuelve por completo para protegerlo de golpes y objetos que puedan caer sobre él. Cuando se activa el airbag, emite señales luminosas, sonoras e inalámbricas que permiten alertar a los servicios de emergencia por medio de un GPS. Su precio ronda los US$850.
  • Biberón inteligente: El dispositivo Sleevely, similar a una funda para envolver el biberón, posee sensores que registran datos relevantes sobre la alimentación de los niños, como el tiempo que duran en comer, la necesidad de aumentar o disminuir las dosis, la temperatura de la leche y el control del sobrepeso, entre otros datos que son enviados en tiempo real al celular. Guarda informes históricos para ser presentados al pediatra. Está en proceso de lanzamiento.
  • ¡Alerta! Cambio de pañal: La compañía Pixie Scientifics creó los Smart Diapers, unos pañales con sensores incluidos en el tejido. Los padres deben escanear con su smartphone el código QR que se ubica en la parte frontal de cada pañal y de inmediato se sincronizan los datos para que reciban una alerta sobre la necesidad de cambiarlo, además de identificar posibles infecciones urinarias o rozaduras en la piel del bebé. Por el momento está en proyecto.

¿El fin del instinto materno?

Ante el nacimiento de estos asombrosos dispositivos, los padres más tecnológicos aplauden las facilidades que ofrecen, mientras otros más reservados critican su uso, porque aseguran que nada debería reemplazar el instinto materno. El pediatra Christian Espinoza asegura que no hay nada malo con echar mano de la tecnología para el seguimiento de la salud del bebé siempre y cuando se haga de una forma responsable y no se afecte el desarrollo normal del niño.

Además, el pediatra señala que es importante el contacto constante con el bebé, que le permita a sus padres reconocer señales de alerta. El uso de estos aparatos podría hacer que los papás ya no tengan tanto contacto afectivo con el bebé y todo lo resuman a un vistazo a la pantalla de su celular. “El contacto con el niño es importante. Las madres necesitan aprender a conocer a su bebé para notar cambios que puedan ser señales de alerta sobre su salud. Ese instinto de madre es indispensable y no debería reemplazarse del todo por dispositivos que pueden fallar en cualquier momento”, concluye.

Apps para cuidar a su bebé

No todo se resume en dispositivos tecnológicos. También existen novedosas aplicaciones que –con solo instalarlas en su celular– le ayudarán a mantener seguro a su pequeñito.

  • Nursing Timer: Para controlar los tiempos de comidas del bebé.
  • Baby Care: Su función es recordar a los padres los cuidados básicos que requiere el menor, como el estado de ánimo, las vacunas, medicinas, etc.
  • iCalm: Emite sonidos y luces para calmar el llanto.
  • NuuNest: Es un manual de consejos para padres primerizos.
  • Total Baby: Para llevar el control de los horarios de comida, cambio de pañal, baño y sueño.
  • WebMD: Manual de dolencias y enfermedades en los bebés.

 

 


Pin It on Pinterest

Share This