Pacientes con cáncer de mama pueden padecer disfunción sexual

Muchas pacientes tienen la creencia de que es perjudicial tener relaciones sexuales durante el tratamiento.

Por Mamá Joven

Según un estudio publicado en la Journal of Clinical Oncology, la disfunción sexual es una de las consecuencias más frecuentes para aquellas pacientes con cáncer de mama que se someten a tratamientos oncológicos.

Aunque algunos efectos adversos sexuales relacionados con el tratamiento son a corto plazo, muchos sobrevivientes enfrentan efectos a largo plazo como la menopausia inducida por el tratamiento, alteración en la función gonadal y disfunción sexual. A pesar de esto hay una serie de estrategias que pueden ayudar a los pacientes a lidiar con esta situación.

“Después del proceso de cáncer de mama es posible que la paciente tenga una serie de inquietudes sobre su sexualidad. Los cambios físicos que se presentan después de la cirugía pueden causar que algunas mujeres se sientan incómodas y podrían sufrir pérdida de sensibilidad en el seno afectado. Otros tratamientos pueden cambiar sus niveles hormonales y pueden llegar afectar su interés o respuesta sexual”, comentó el doctor Carlos Zúñiga, Presidente de la Asociación Costarricense de Oncólogos Médicos (ACOMED).

El doctor Zúñiga comentó por la aplicación de los tratamientos se pueden presentar algunas consecuencias a nivel genital, por ejemplo, la quimioterapia podrían causar mucositis que es una inflamación en las mucosas y puede provocar dolor en las relaciones sexuales, además, puede aumentar la sequedad vaginal, entre otros.

Explicó que cuando se le da el diagnóstico de cáncer de mama a las pacientes el componente psicológico podría provocar una disminución del deseo sexual, sentirse enfermas o mutilada, en el caso de tener una cirugía de mama, y en el aspecto fisiológico principalmente cuando se utilizan tratamiento con estrógenos pueden generar sequedad vaginal y en forma global disminución del líbido, impactando la calidad de vida de la paciente.

“Muchas pacientes tienen la creencia de que es perjudicial tener relaciones sexuales durante el tratamiento, y no es perjudicial, más bien podría ser beneficioso ya que puede llegar a mejorar el autoestima, solo que deben seguir algunas recomendaciones si después aparecen úlceras genitales, es ese caso no es recomendable”, agregó Zúñiga.

Entre los consejos que se brindan a los pacientes y sus parejas para poder optimizar el contacto íntimo están el uso del preservativo si la paciente se encuentra en edad reproductiva, geles lubricantes, evitar relaciones sexuales si hay ulceraciones vaginales y si existe dolor consultarle al ginecólogo u oncólogo.


Pin It on Pinterest

Share This