Por Revista MJ

Muchas chicas enfrentan día a día problemas por su cabello graso, como el hecho de lavarlo y que al día siguiente ya esté muy sucio, o incluso que se perciba la grasa muy pocas horas después de habérselo lavado. Esto suele resultar incómodo, porque el cabello es un accesorio muy importante de la imagen y si está grasoso se ve aplastado, poco limpio y descuidado.

Por eso, la técnica en estilismo de Kativa, Zuyen Alvarado, comparte algunos consejos para controlar ese cabello graso, decirle adiós al aspecto descuidado y mantenerlo adecuadamente.

“El cabello graso está causado por el sebo que producen las glándulas del cuero cabelludo, que es una grasa que protege al cabello y lo mantiene sano; sin embargo, en el cabello graso se da una generación excesiva de sebo y esto puede incluso generar la aparición de otros problemas como caspa, seborrea y caída del cabello”, explicó la experta.

Adicionalmente, hay factores como el lavado inadecuado, los factores genéticos, hormonales, la pubertad, el embarazo, el tener un cabello muy fino, la mala alimentación, el estrés, el uso de productos inadecuados y el abuso de productos de styling que dejan muchos residuos en el cabello y pueden influir en que se produzca más grasa.

Consejos si tu cabello es graso. Precisamente por lo anterior, es importante darle al cabello un adecuado mantenimiento, para evitar que se generen problemas más graves en la salud capilar, siguiendo estos:

  • Realizar un adecuado lavado, en el que se eliminen todos los residuos de productos y las raíces queden limpias.
  • No abusar de los secadores, pues al secarse con aire caliente, el cuero suele producir más grasa.
  • Evitar peinarse y tocarse el pelo constantemente para no esparcir la grasa
  • Tener moderación con el uso de productos para peinar
  • Lavar el cabello por la mañana y con agua tibia, pues las glándulas sebáceas están particularmente activas por la noche
  • Evitar los productos con muchos sulfatos, pues estos limpian en exceso y pueden generar el efecto contrario de sobre estimulación de las glándulas sebáceas.
  • Se puede usar acondicionar, pero de medios a puntas.

El adecuado tratamiento. Finalmente, todos estos tips se deben complementar con tratamientos adecuados para el cabello graso. Por ejemplo, se pueden usar opciones naturales como los enjuagues con té de menta, limón y vinagre, o bien, seleccionar una opción de productos que nos ayuden a combatir el problema.

Tal es el caso de la línea de Oil Control de Kativa, que contiene una fórmula que purifica y controla las raíces grasas, eliminando las impurezas, pero además da brillo, hidratación y suavidad.

“Una opción con Oil Control es ideal, ya que contiene productos como el shampoo, el acondicionador y el tratamiento creados para controlar el exceso de oleosidad. Pero sobre todo, el aliado más importante de las chicas con cabello graso es el exfoliante por que trabaja especialmente el cuero cabelludo, exfolia y limpia bien, para un cabello sano”, afirmó la experta.

El exfoliante para el cuello cabelludo de Kativa, llamado Oil Control Pre Shampoo Mask, se puede aplicar dos veces por semana y su fórmula con arcilla, un mix de cítricos y mentol, absorbe la grasitud de las raíces, eliminando el exceso de oleosidad e impurezas en el cuero cabelludo y otorgándole 48 horas de limpieza profunda. “Generalmente le prestamos muchísimas atención a nuestras rutinas de belleza, pero dejamos de lado el cuero cabelludo. Es más, muchas personas no saben que el cuero se puede exfoliar como se hace con lo piel, y en las personas con tipos grasos, esta exfoliación es clave, por lo que debemos preocuparnos por escoger los productos adecuados y aplicarlos de la manera correcta. Así, el cuero empezará a equilibrarse poco a poco”, concluyó.

Pin It on Pinterest

Share This