Aunque Karol Uzaga no lo tenía en mente, terminó siendo modelo como madre y en un concurso de belleza de un país que ni sabía que existía.

Por Carolyn Hernández

Hace 36 años una niña alegre corría y jugaba en las montañas de Guápiles. Le encantaba subirse a los árboles e ir a los ríos con los primos y su hermana Karina. Pasaron los años para pasar de niña a mujer, continuaba con su misma alegría, con la única diferencia de que descubrió que le encantaba bailar y pasar el tiempo con sus amigos.

Terminando el Colegio en Guápiles, empezó a estudiar a sus 19 años Ingeniería en Sistemas en la Universidad Hispanoamericana; pero casi un año después, el amor tocaría a su puerta para cambiar su camino y su destino.

Enamorada de su familia

A sus 20 años, tenía pensada la profesión que quería ejercer, pero Dios tenía diferentes proyectos para su vida. Un futbolista se había fijado en ella; él la buscó, pero no le hizo caso. “Le conté a mi amiga, la hija del presidente del equipo de fútbol de primera división de Santos de Guápiles, que ese muchacho me había llamado, por lo que me explicó quién era y dijo que le diera la oportunidad de conocernos”.

Así fue, le dio el chance a su futuro novio y esposo, José Francisco Alfaro, de conocerse como amigos. Al tiempo se formalizaron las cosas y dos años después, Karol se convirtió en madre de una niña llamada Francella. Ya han pasado 16 años de estar juntos y de formar una familia. Además de la mayor, tienen a María Ángel de 7 años.

“Francella y María Ángel son muy buenas, educadas, cariñosas, cero malcriadas; son mi razón de ser. Disfruto montones ser madre. Con cada una son etapas diferentes. Con la menor disfruto las salidas al cine y su etapa de preguntas, que me hacen reír. La mayor está con una edad en que salimos solas, hablamos, nos reímos y bailamos. Tengo muy buena relación con ambas”.

Tanto ella como su esposo quieren dejarles como legado que primeramente amen a Dios sobre todas las cosas, que estudien y se preparen, que esta es la herencia más grande que como padres les pueden dejar.

Karol no sabe cómo hace para lograr ser madre, esposa, trabajar y ser mujer, todo a la vez. “Corro como loca, trato de acomodar mi tiempo, pero siempre mi prioridad son ellas. No me queda otra que ordenarme para salir adelante”.

Bella por fuera y por dentro

Después de tener a Francella, quedó muy delgada, por lo que decidió meterse al gimnasio Planet Gym en Alajuela, para aumentar su masa muscular y tonificar. Al tiempo de estar ahí, la dueña le comentó de un concurso llamado Miss Fitness de la Revista Ejercicio y Salud, para que participara. Para el 2006 participó y le fue muy bien; quedó en tercer lugar. “Desde ahí se empezaron abrir puertas a otros concursos y eventos. Yo nunca soñé ni me visualicé con ser modelo. Las cosas se fueron dando poco a poco”.

Casi 10 años después, con 35 años, se le presentó una gran oportunidad para que representara a Costa Rica en un concurso internacional, aunque al principio le dijo a la organizadora tres veces que no quería participar.

La ex reina de belleza y modelo María Teresa Rodríguez un día la llamó por teléfono y le preguntó que si estaría interesada en participar en un concurso de belleza, a lo cual Karol le contestó “no, gracias”. “María Teresa le cuenta a todo el mundo que le dije que no varias veces, no quiero y no estoy interesada en este momento. Ella me pedía que la dejara hablar y yo seguía diciéndole que ya había cerrado esa etapa de mi vida y que tenía otras prioridades”.

María Teresa no se dio por vencida y le pidió que le diera un momento para contarle de Mrs. Universe, que se realizaría en el mes de agosto en Bielorrusia. Ella era la dueña de la franquicia para el país y Karol sería la representante escogida por ella. Al final accedió, la escuchó y le pidió tiempo para darle una respuesta definitiva. “Llegó Fran a almorzar, le conté el ofrecimiento de Tere, me volvió a ver y dijo: ‘¡Usted qué está esperando!’ y yo… ¿y eso qué significa? y me dijo: ‘es una oportunidad grande y muy bonita. Tómelo como su última experiencia en el mundo del modelaje’”.

Al final aceptó y se convirtió en la reina por Costa Rica para participar en Mrs. Universe. Una de las preocupaciones que Karol tenía era su tamaño y competir en un evento europeo. “Lo primero que le dije es que soy muy pequeña y María Teresa me dijo: ‘no tranquila, es actitud’. Cuando llegué allá y vi a las demás concursantes, le dije a Tere: ‘¿Ve? Yo le dije a usted que soy muy pequeña’. Eran enormes y altísimas, intimidaban con su estatura de 1,85 cm. Yo con zapatos con plataforma seguía pequeña, pero con actitud”.

La guapileña tuvo una experiencia muy linda, valiosa y cargó la responsabilidad de poner en alto el nombre del país, porque era la primera vez que Costa Rica participaba en el concurso. Karol era una de las más buscadas por la prensa y las más queridas del público, lo cual le valió quedar en tercer lugar y ser Mrs. Elegance.

Esta es Karol, una mujer sencilla, que ama a Dios sobre todas la cosas, una mujer imperativa, a la que le gusta bailar, hacer ejercicio, una mujer enamorada de su esposo y de su familia.

En palabras de Karol

  • Mujer: fuerza
  • Hijas: ternura
  • Esposo: amor
  • Mamá: todo
  • Familia: Dios
  • Amor: familia
  • Belleza: interna
  • Universe: experiencia maravillosa e inigualable

Un día en la vida de Karol

“Me levanto tipo 5:20 a.m. para bajar y realizar las meriendas de todos. Mi esposo y yo nos turnamos para ir a dejar, cada uno, a una hija en Alajuela. Trato de ir todas las mañanas al gimnasio. En la tarde recojo a mis dos hijas del centro de estudio. Las ayudo con las tardes para realizar tareas, estudiar, llevarlas a sus clases extra o hasta la cita médica. Soy mamá tiempo completo, es mi trajín diario. Se me va la semana y no me di cuenta. El tiempo para mí es en la mañana. En la noche me toca trabajar en eventos. El sábado pasamos en la casa para ver películas o salimos al cine y a comer. Los domingos son 100% de ellas. Nos levantamos para buscar dónde ir y acomodarnos, porque lo que le gusta a una no le gusta a la otra”.

En esencia

  • ¿Cuáles considera que han sido las claves del éxito para estar en este momento? Todo lo que tengo se lo debo a Dios. Son cosas que las tenía para mí y yo no las tenía planeada. Todo lo que ha pasado ha sido para bien. Tengo un buen esposo, una buena familia, estoy viviendo una bonita vida y muy plena. Estoy satisfecha con todo lo que he logrado.
  • ¿Su mayor aprendizaje? La experiencia e insisto que uno debe ser humilde en todo siempre, a donde vaya, nunca perder la esencia, lo que uno es. ¡Sea usted!
  • ¿Cuál es el momento más feliz de su vida? Cuando nacieron mis hijas; eso no se cambia por nada del mundo y cuando me casé con Fran.
  • ¿El momento más triste? Cuando murió mi abuelita. Ella me crió y era mi mamá y mi papá.
  • ¿Qué le gusta hacer en sus tiempos libres? Me encanta bailar cuando puedo, porque mi esposo no baila.
  • ¿Cuál es su rutina de ejercicio? Tengo un entrenador personal y lo que hago son ejercicios funcionales con ejercicios de resistencia.
  • ¿Cómo es su alimentación? Como de todo, a excepción de las comidas rápidas, por cuidarme y que no me gustan. El mayor pecado es comer pan.
  • Metas: Tener mi propia empresa, como una estética.

 

Pin It on Pinterest

Share This